miércoles, 16 de julio de 2008

Penosa experiencia con Lan Chile

La semana pasada, cuando regresabamos a La Serena, vivimos una experiencia muy desagradable en el aeropuerto de Santiago que nos gustaría compartir con ustedes.

Probablemente refleje lo que padres de hijos discapacitados han vivido muchas veces y que ahora nosotros empezamos a experimentar...................desafortunadamente.

A continuación podrán encontrar copia de la carta que le presentamos formalmente a Lan Chile, la que por si sola sirve para contarles de lo sucedido. Lamentablemente, la carta no permite transmitir los sentimientos de rabia que sentimos en ese momento, de ahí que hayamos decidido presentar una queja formal.

La Serena, miércoles, 16 de julio de 2008

Señores
Lan Chile
Atn. Srta. Marlyn Sapiains Calderón
marlyn.sapiains@lan.com
servicioalcliente@lan.com Presente

Ref. Reclamo


Estimados Señores:

Por medio de la presente me dirijo a usted con el fin de manifestarle nuestra mas absoluta molestia y desilusión por la pésima disposición y preocupación para con los padres de familia de niños recién nacidos y de discapacitados, demostrada por el personal de tierra del Aeropuerto Arturo Merino Benítez, tanto por parte del personal de los counter de check-in como por parte del personal de la manga de abordaje.

El día martes 8 de julio, no obstante haber llegado con una anticipación superior a un hora, por motivo del viaje de mi familia desde Santiago a La Serena, le solicité a la funcionaria del mesón nos asignara a mi Señora y a mi asientos en la fila 1, debido a que viajamos con un hijo, que además de tener solo 3 meses de nacido sufre de parálisis cerebral, lo que lo califica como discapacitado.

Sin embargo, a pesar de haberle explicado la situación anterior al personal del mesón de atención y la importancia que para nosotros reviste el poder contar con mayor espacio durante el vuelo, nos indicaron que los asientos de la fila 1 estaban completamente asignados y que por ello sería imposible se nos asignara uno. Luego, mas adelante, pensando que el personal a cargo del abordaje podría prestarnos la atención que nos parecía razonable, nos dirigimos a ellos para que sorprendentemente nos dijeran que no solo no podrían hacer nada al respecto, sino que además los asientos de la fila 1 solamente se le asignaban a clientes especiales o personalidades y que ellos en este caso no veían ninguna silla de ruedas, a pesar de haberle explicado nuestra situación.

Afortunadamente, gracias a la gentileza de las auxiliares de vuelo y de algunos pasajeros que lograron entender la situación que enfrentábamos, finalmente logramos cambiar nuestros asientos de las filas 4 y 10 por asientos en la fila 1.

Aunque nuestro hijo no se moviliza en una silla de ruedas aun, la parálisis cerebral mixta que lo aqueja, producto de una asfixia severa durante el parto, nos obliga a alimentarlo por medio de una sonda, que se conecta directo al estomago, y a extraerle recurrentemente las secreciones que es incapaz de tragar. Su condición de discapacitado, ya acreditada ante Teletón, se encuentra en proceso de acreditación ante el FONADIS.

Ante la experiencia vivida solo nos resta preguntamos:
¿Es posible que las personalidades sean más importantes que los discapacitados?
¿Es razonable que los discapacitados, en ausencia de tales “personalidades”, tal como era este caso, deban viajar en otros asientos diferentes a los de la fila 1 que cuenta con el espacio adecuado para una mejor maniobrabilidad?
¿Quienes son realmente considerados personalidades? O mejor aún, ¿a quien consideran discapacitado si a los discapacitados no se les trata como tales? Y cuáles son verdaderamente los servicios especiales para viajar en vuelos nacionales?
¿Donde está el criterio del personal para poder discernir qué es lo más importante en estos casos y como hacer que este discernimiento lo puedan aplicar a favor de los discapacitados, sin tener que pasar por todo el personal del aeropuerto para luego recibir un incomprensible ”no señor, lo lamentamos, no podemos hacer nada”.
¿Como es posible que un gerente, al menos así lo decía su credencial, no sea capaz o no tenga las atribuciones para resolver una situación como esta?
¿Tendremos que llegar a todos nuestros viajes nacionales con mas de una hora de anticipación para pasar por todo esto nuevamente?
¿Como podemos chequearnos en estos asientos, como discapacitados, si la página web no lo permite? En caso contrario, como nos podremos convertir en “personalidades”?

Lamentamos enormemente la experiencia vivida. Aunque aun somos novatos padres de un discapacitado, no queremos pensar por lo que han debido pasar otros padres de hijos discapacitados.

Esperamos que nuestra experiencia les permita tomar, a conciencia, las medidas del caso para evitar que esto le vuelva a pasar a padres de niños discapacitados, a los propios discapacitados y a los padres de infantes menores.


Sin otro particular se despiden atentamente,


Francisca Landea González
Matías Pizarro De la Piedra


C.c./ FONADIS, TELETON, CANAL 13, TVN, MEGA, CHILEVISION, LA RED
POR FAVOR, NO OLVIDES DEJAR TU MENSAJE ACA, PINCHA DONDE DICE "comentarios " --->

3 comentarios:

  1. Fran y Matías, me parece terrible lo de Lan, que rabia!!!
    Siempre leo el blog y me encanta saber que han encontrado la fuerza que necesitan y que Agustín va mejorando, gracias a Dios que viven en La Serena y no en esta cuidad tan contaminada, besos

    ResponderEliminar
  2. Matias,

    I've tried to read through your letter here.....It sounds like you had some very poor treatment from the airline/airport while returning home? What happened? I'm so sorry if you experience crappy airline service. Here in the U.S. our airlines suck too and everyone has had it with them.

    I'm so sorry you had trouble with the airline mistreating you and your family.

    Bill Dayton

    ResponderEliminar
  3. Que terrible! Lo siento. Yo estoy sufriendo en carne propia la mala atencion de Lan Chile.

    Yo me tropese con esta nota buscando antecedentes de la Srta Marlyn Sapiains Calderón
    de Lan Chile. El motivo es el fallecimiento de nustra madre abordo de un vuelon entre Chile y España el 4 de abril 2009.

    La Srta Marlyn Sapiains Calderón nos comunico sin mucha explicacion y nada de empatia que nuestra madre se sintio mal; dolor de espalda y piernas y que un medico le puso un sedante, se quedo dormida y murio! Asi como asi! Y al pedirle una explicacion mas profunda su respuesta fue: "Esta es una empresa de transporte, no de enfermos" Asi friamente.

    Creo que Lan CHILE NO SABE TRATAR A LA GENTE. Lo siento por uds. por mi pobre madre que murio sola en un avion de Lan CHILE y por toda la gente victimas del mal trato de esta empresa sin escrupulos.

    Esto lo pienso publicar, no me voy a quedar asi. Si desean saber mas sobre nuestra tragedia con Lan Chile nos pueden comunicar a:

    joyce_farias_p@yahoo.se

    Espero que vuestro hijo este mejor y porfavor no viajen con Lan Chile, arriesgan la vida de su hijo.

    ResponderEliminar

Por favor déjanos tu mensaje; nos encantaría saber tu opinión, recibir tu saludo o bien que nos cuentes tu experiencia en casos de parálisis cerebral.

No olvides escribir tu email para poder responderte más adelante: