martes, 6 de octubre de 2009

Novedades

Ya llegamos a la recta final, la cuenta regresiva nos deja hoy a 7 días del aterrizaje de la Trini, por fin la podremos conocer, por fin tendrá cara y podemos ver lo inquieta que es pero fuera de la barriga, donde ya el poco espacio no le impide patear a su agotada madre.

El martes 13, lo que muchos podrán denominar una fecha de terror, es hasta ahora la fecha más esperada por nosotros durante estos últimos meses. No hay cávala que valga ni riesgo que correr; a las 8:30 deberían dar inicio a la operación de cesarea en la Clínica Santa María de Santiago. Afortunadamente los médicos nos han entendido y apoyado en nuestra decisión.

Lamentablemente no pude acompañar a la Fran en su viaje a Santiago, está allá hace casi dos semanas a la espera del parto. El embarazo evolucionó tan bien como el de Agustín, de hecho pudo ir al gimnasio, con la venia del ginecólogo, hasta hace 3 semanas, lo que la mantuvo muy animada y vigorosa.

El motivo por el cual no pudimos acompañar a la Fran a Santiago es por la excelente razón de que Agustín continuará con su hospitalización domiciliaria por 3 meses más, algo que es una muy buena noticia en todo sentido, en lo económico, en lo logístico y en lo que se refiere al apoyo que necesitará la Fran en los primeros meses de la Trini, pero muy especialmente por Agustín que aún requiere estar con asistencia y atención total.

Pasó cerca de 4 semanas entre una neumonía y otra. O nos hemos ido acostumbrando, adaptando y ya nos manejamos como “pediatras” de cabecera o las neumonías no fueron tan graves. Tuvo necesidad de oxígeno, antibióticos, refuerzo de kinesiología y lo típico en éstas enfermedades, pero nuestro conocimiento de los síntomas ya nos permite detectarlos rápida y fácilmente como para reaccionar oportunamente con los tratamientos adecuados, claro que recetados o medicados con la aprobación del pediatra real.

La esperanza de la deglución ha empezado a surgir; últimamente los kinesiólogos se han atrevido a afirmar que ya hay fuertes indicios de deglusión; algo ha tragado unas pocas veces y aunque lejos de ser un acto reflejo y natural, más parece un acto desesperado cuando acumula mucha secreción y se atora con ellas. También se está defendiendo mejor, ha empezado a toser tímidamente cuando se atora.






video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor déjanos tu mensaje; nos encantaría saber tu opinión, recibir tu saludo o bien que nos cuentes tu experiencia en casos de parálisis cerebral.

No olvides escribir tu email para poder responderte más adelante: