martes, 7 de septiembre de 2010

Difícil no sentirlo

El fin de semana pasado fuimos a un paseo con varios amigos con los que juego futbolito todos los miércoles, oportunidad en la cual el famoso “tercer tiempo” incluyo a las familias, no solo al “club de Tobby”.

Una vez más no pudimos asistir con Agustín. Aunque con la madurez propia que otorga el paso del tiempo, no pude dejar de pensar lo aburrido que es no salir la familia completa, no poder llevar a Agustín y sobretodo ver la alegría de la Trini disfrutando con el solo hecho de estar con otros, alegría que Agustín no puede experimentar……aún!?

Se me vinieron a la cabezas muchas cosas que me encantaría que pudiera vivir, experimentar normalmente, se que nunca lo hará, será de otra forma.

No importa cuán bien esté Agustín, nunca podrá gozar de la misma forma que los niños “normales”, ni siquiera puede ir por depender de algunas máquinas y doctores que le ayuden a movilizar sus secreciones. Eso sí, no habiendo hospitalización quizás lo habríamos llevado y hasta lo habría metido a los juegos inflables…..ya se acabará y quizás podamos llevar una vida más “normal”.

En lo que a la Trini respecta, en todo caso, ni hablar lo bien que lo pasó. Estaba como en otro mundo, mucha información que procesar, muchos niños, muchas cosas nuevas. A continuación algunas fotos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor déjanos tu mensaje; nos encantaría saber tu opinión, recibir tu saludo o bien que nos cuentes tu experiencia en casos de parálisis cerebral.

No olvides escribir tu email para poder responderte más adelante: